miércoles, 13 de julio de 2016

Cuídate en verano: cómo proteger tus ojos del sol.

¡Hola, bellezas!

Este verano queremos daros algunos consejos sobre cómo proteger vuestros ojos. Porque sí, aunque no se hable mucho de ellos en estas fechas son más importantes de lo que parece.

Si nos seguís por Instagram sabréis que ambas estamos operadas de miopía (una desde hace siete años, otra desde el año pasado). Los distintos doctores que nos han tratado en este tiempo siempre nos han prevenido del sol y lo dañino que puede llegar a ser para los ojos: ¿por qué, entonces, no se les da la importancia que merecen? 

Hoy queremos daros 4 consejos sobre qué podéis hacer para protegerlos, no solo los vuestros, también los de vuestros hijos. 

1. No abrir los ojos debajo del agua, sobre todo, en las piscinas. Para mantener limpia el agua de las piscinas se utiliza muchísimo cloro, que puede provocar numerosas infecciones en los ojos. El doctor lo dejó muy claro cuando nos operó: son un foco de infecciones. Esto no quiere decir que os alejéis de las piscinas, y menos con los calores que hacen, sino que intentéis cuidar vuestros ojos igual que cuidáis vuestra piel. Cuando abrimos los ojos debajo del agua de la piscina se ponen rojos, y eso es porque el ojo está sufriendo. Así que buscaros unas buenas gafas de bucear :)

2. Comprar unas gafas de sol adecuadas. Se nos ponen los pelos de punta cada vez que vemos cómo la gente usa gafas de sol que no han pasado ningún control de calidad. El doctor también nos lo dijo: unas gafas de sol cuyos cristales no cumplen con las características adecuadas son más dañinas que si no llevamos nada. Este año nosotras nos hemos decidido por unas gafas de sol polarizadas de protección 3, ya que son los cristales que más se recomiendan porque controlan los reflejos del sol. Por eso, nosotras no nos quitamos las gafas de sol ni dentro del agua de la playa cuando hace mucho sol (y también cuando está nublado... ¡ojo!), porque los reflejos en el agua hacen daño a la vista, y más si son unos ojos operados, mucho más sensibles a la luz (un ejemplo: Toñi antes siempre conducía sin gafas de sol, pero a partir de operarse siempre lleva unas en la guantera del coche porque tiene que llevarlas sí o sí). Además, no todas las gafas de sol valen: tenemos unas RayBan preciosísimas de protección 2, pero que sólo podemos ponernos muy de vez en cuando, ya que el sol murciano hace que parezca que no llevamos nada. 

Os enseñamos las dos gafas de sol que hemos comprado este año, ambas de la marca POLAROID:





Las gafas de sol de la marca Hawkers también tienen cristales polarizados y rondan los 30€, por lo que están muy bien de precio. 

 3. ¿Habéis visto qué monos van los niños con sus gafitas de sol? Pues no solo se las tenemos que poner porque van monos: en las horas centrales del día (de las 12 a las 5) hay que proteger muchísimo la piel de los niños pero por qué no cuidar también sus ojitos. En muchas farmacias hay gafas especializadas para este fin y podemos prevenir muchos problemas en la vista de los peques. Además... ¡serán los más presumidos de la playa!

4. Y, por último, no podía faltar algo relacionado con el maquillaje. A nosotras no nos gusta ir maquilladas a la playa y preferimos dejar la piel respirar durante estos meses. Sí, somos unos pequeños pececitos y no paramos de capuzarnos, así que ni waterproof ni nada... vamos a pelo ;) Si a vosotras os gusta ir maquilladas... ¡perfecto! Pero llevad cuidado si os frotáis mucho los ojos o notáis que se os enrojecen, ya que los productos muy resistentes al agua se agarran más en la piel y son más complicados de quitar... y por supuesto desmaquillad bien todo después de subir de la playa o la piscina. 



Nuestros ojos son muy importantes, así que ¿por qué no cuidarlos como se merecen? 





Si tenéis dudas sobre cualquier cosa no dudéis en comentar. ¡Nos vemos en las redes sociales: Instagram y Facebook


Besicos de colores,

Toñi y Maribel. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario